Una nota de Carmen Lizarriturri

La fundadora de Luxenter, Carmen Lizarriturri, nos dedica unas palabras durante estos días de incertidumbre:

“Todos soñamos con el mundo que hay fuera de nuestras casas; pero no es solo un sueño, es comprometernos juntos. Lo primero en lo que pensamos muchas personas es en nuestras familias, puesto que nos necesitamos los unos a los otros y nos recuerdan qué es lo verdaderamente esencial de la vida.

De eso trata justamente: de encontrar lo sencillo y bueno para nosotros. Y eso no significa hacer las cosas fáciles. Tenemos que asumir, juntos, este desafío y superarlo sin sentir que nuestros sueños, porque cada uno de los días que estamos viviendo, es una nueva oportunidad para insistir en continuar nuestro camino.

Quedarnos en nuestros hogares es un compromiso, por y para cada persona que hay en el mundo. Ha llegado un momento en el que, un virus, ha venido a decirnos que no perdamos el tiempo, que el tiempo es ahora y que pronto volverá lo que nos espera fuera. Ahora, valoraremos más y nos excusaremos menos; abrazaremos más y habrá menor distancia, apreciaremos más el tiempo dándoselo a quien lo necesita.

Quienes más necesitan que le demos nuestro tiempo, son todas aquellas personas que, día tras día, salen a combatir aquello que nos ha distanciado temporalmente. Demos, los que podamos, nuestro tiempo en casa, para todos aquellos sanitarios, que luchan día a día en primera línea contra el virus; para las personas que han perdido a alguien cercano, para los trabajadores que hacen posible que el mundo siga funcionando para los que nos quedamos en casa.

Además, como símbolo, os invitamos a ponernos un lazo negro como recuerdo de todas las personas que no están, pero a quienes honramos con nuestro compromiso día tras día. La empatía nos salvará. Juntos.”