Graba la historia que quieras contar

Mamá, quiero ser como tú

Tal vez no nos percatemos, ni hijos ni madres, pero en nuestra infancia observamos cada movimiento, gesto, palabra y emoción que expresan nuestras madres cada segundo: como unas “grabadoras” que están encendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Las historias que albergamos como familia, son las experiencias de las que aprendemos y las razones por las que queremos seguir honrando esos recuerdos. Para honrar a esas madres, a las futuras y a todas, a las historias y memorias que guardamos, queremos dejar una huella imborrable. Las joyas están llenas de memoria y significado, llegando a ser una forma de expresión que evoca todo tipo de sentimientos y, cuando esa emoción es amor, hace que las joyas adquieran un significado aún más especial.

Ahora, con el Día la Madre, pensamos más que nunca en el amor familiar; en su significado, en cómo lo demostramos hacia nuestros seres queridos y, por encima de ello, a nuestras madres. En el sinfín de maneras en cómo se manifiesta el amor, sea de forma más “convencional” o distinta, un mensaje grabado puede ser la forma de encapsular ese recuerdo para siempre.

Estamos viviendo un momento, sin duda, de incertidumbre; pero por ello mismo es el momento en el cual la personalización y el simbolismo son más importantes que nunca: cuando esa está joya impregnada de significado emocional, mensajes e imágenes significativas, somos capaces de transmitir nuestro amor. Para dar más y recibir más amor.

Explorar el sentimiento, los recuerdos, del amor materno en todas sus formas es lo que nos inspiró a crear la colección por el Día de la Madre. Una serie de joyas clásicas y personalizadas hechas para este momento de dar (más) amor.

Joyas pensadas para conmemorar los lazos únicos que tenemos con unas de las personas más especiales en nuestras vidas, nuestras madres; las formas secretas y no tan secretas en la cuales expresamos nuestro amor; esos recuerdos que tienen un significado especial para nosotros y nadie más.

Si quieres que esa joya, además, sea única, puedes grabar tu propio mensaje personalizado, desde vuestras iniciales, a la palabra que os representa, así como aquello que nunca te has atrevido a decir. Lo efímero de un momento, se vuelve eterno grabado en tu joya.

Graba la historia que quieres contar. Grabados para siempre.