Cómo el empoderamiento femenino se abre paso a la decoración

El cómo nos sintamos en nuestro interior, así como nuestros pensamientos diarios, pueden verse reflejados en los espacios que habitamos, especialmente a partir de la distribución de dichos espacios y el orden en los mismos. Utilizar la decoración de la forma adecuada y en el lugar correcto, y sin contravenir tus gustos personales, puede reforzar tu propia energía, desestresarte, y hacer que te sientas más tú: tener más confianza en ti, estar más empoderada que nunca, seguir siempre siendo tú.

 

 

Un primer paso para llevar a cabo el cambio en tu propio espacio es identificar qué quieres cambiar de él. En cuanto a la habitación trastero, el problema que tiene es de otro tipo. ¿Lo primero? El nombre.

Si no usas diariamente estos objetos, es por algo. Y, en caso de que sean objetos como la decoración para navidad o la sombrilla para la playa, debes buscar un espacio de almacenamiento adecuado, pero no guardar “trastos” constantemente. Todo lo que tienes en el trastero, mientras está contigo, te está bloqueando la energía de tu casa, tu propia energía.

En caso de no tener una habitación como esta, estás más cerca de poder realizarte dentro de tu hogar. Lo más importante de la decoración es que nos represente, pero es igual o más importante el orden y la limpieza de nuestro espacio.

 

 

Después deshacerte de todo lo que no es útil, lo que nunca más vas a volver a usar, lo que solo guardas por si acaso, lo que está roto y no tiene arreglo; puedes empezar a re-ordenar y comprar nuevos elementos de decoración para sentirte mejor. Puedes, por ejemplo, vender, donar o regalar los objetos que ya no quieres o que no tienen ninguna utilidad en tu espacio. Deben ir fuera de tu casa y dejar lugar a nuevos momentos (Marie Kondo estaría de acuerdo).

En este cambio, sugerimos que sigas tu gusto personal y que te dejes influir por las tendencias de decoración, para sentir la novedad y no estancarte junto a muebles del pasado. Los colores vibrantes que reivindican su espacio, las texturas cálidas que se encuentran en auge, las influencias tropicales, la manera de fluir de las superficies curvas o los estampados llamativos derivados del universo vegetal son algunos de los patrones que más se han repetido en los hogares durante las últimas temporadas.

Por otro lado, encontramos espacios sobrios y limpios, donde la luz reverbera gracias a las superficies y paredes blancas, aportando una sensación de mayor luminosidad y amplitud. Si quieres unirte a esta tendencia, también es importante tener en cuenta su estilo minimalista: el espacio de almacenamiento está muy aprovechado (como lo es utilizando el fondo debajo del colchón de la cama) y teniendo pocos objetos que ocupen el espacio.

Con todo ello, decorar y crear tu propio espacio en tu hogar ya es en sí un acto de empoderamiento, dados los beneficios de tener un espacio personal que nos represente. Nosotras, estamos deseando empezar con el cambio.