El fondo de armario de joyas que querrás tener sí o sí

Collares, pendientes, anillos y demás accesorios: todo tiene cabida en el día a día (si sabes cómo llevarlo)



Al igual que en anteriores temporadas, las tendencias de joyas previstas para este año se centran en la atemporalidad, aplicando ligeras pinceladas de actualidad. Perlas, aros dorados, collares de eslabones, cruces, anillos de piedras preciosas,… Todos ellos toman el protagonismo dentro y fuera de las calles, y se alzan como el aderezo perfecto para elevar cualquier look, por sencillo que sea el outfit seleccionado.

En cualquier fondo de armario, no debe faltar las joyas básicas que componen y forman ya parte de tu rutina diaria. El fondo de armario tradicional, ese construido con clásicos, se ha repetido una y otra vez, pero las joyas básicas que lo componen son otra historia: las joyas parecen quedar relegadas al margen, como si gozasen de un estatus diferente y sí, también más especial. En cierto modo, nosotros creemos que así es: son de los pocos complementos, si es que pueden definirse como tales, que continúan vinculándose con lo emocional, salvándose de la búsqueda constante de una utilidad. Así, mientras que unos zapatos o un bolso pueden cumplir una función, pendientes, anillos, collares y demás se acogen a la estética pura y dura.

Además, la llegada al joyero de una nueva joya siempre responde a decisiones afectivas o a regalos emocionales: el autorregalo para celebrar un pequeño logro, profesional o personal, el del cumpleaños diferente, la compra para la que se lleva tiempo ahorrando… Cualquier experiencia es válida, pero hay un modo de asegurarnos que nuestras inversiones sean acertadas: empezar por las que pueden considerarse joyas básicas que jamás pasan de moda (y sientan bien a todas las personas).

 

  1. Un anillo para llevar a diario

Muchas llevaréis con vosotras un anillo trotamundos que porta el mayor de los significados: como un anillo de compromiso o vuestra alianza. No obstante, no tienen por qué ser estos mismos, sino que debe ser un anillo especial para vosotras y que forme parte de vuestro uniforme infalible de básicos, con detalles pequeños en piedras preciosas o circonitas, como el anillo Tifias, el cual con sus diversos colores podrá casar con cualquier look.

  1. Unos aros de oro

Los pendientes que, por excelencia, son capaces de convertir un look simple de camiseta en algo sorprendente, son las criollas o pendientes de aro, ambos en color oro. La nota de brillo o color queda relegada a favor de una sofisticación y elegancia aportados por lo intricado del diseño: de lo retro a lo moderno, nosotros apostamos por unos pendientes atemporales, como los pendientes Goga

  1. Unos pendientes de perlas

Mientras que el collar de perlas sigue muy vigente en su versión más normativa y clásica, a pesar de todas las variantes que encontramos hoy día, los pendientes de perlas han escalado posiciones hasta encontrarnos con diseños que desafían cualquier vuelta a lo clásico.

Al igual que en el resto de joyas y que en el fondo de armario, la silueta es lo que situará estos pendientes en una u otra escuela estética, sin por ello ver comprometida su infalibilidad, por lo que puedes optar por diseños clásicos o más rompedores, como los pendientes Ordia, cuya forma ovalada intricada darán un toque de personalidad a cualquier look. 

  1. Una cadena fina

Si hay una joya que, por excelencia, es fácil atribuirle un valor sentimental alto, esa es una cadena sobre la que, a lo largo de los años, introducirás colgantes según los gustos del momento o el valor sentimental aportado al anterior elemento. La ventaja principal de estas joyas es que son personalizables, en tanto que pueden intercambiarse charms o introducir colgantes como iniciales y medallas. Una apuesta segura siempre será una cadena de oro, como la del collar Mi Sol de baño de oro de 18k, que no solo perdurará en el tiempo, sino a la cual también puedes personalizar con tu grabado propio o múltiples charms que encontrarás en la sección de Mix&Match.