Adornos navideños: ideas para sorprender (II)

Visitamos a Lucía en su tienda céntrica en la ciudad de Madrid, donde el encanto de la luz y la decoración nos transportan al sentimiento de ilusión que caracterizan esta época navideña. Allí cuidan cada detalle, haciendo de cada creación algo muy especial con un toque diferente.

Nos pusimos en contacto con ella para crear algo en conjunto, especial y que denotara la alegría y positividad que buscamos transmitir. Con la idea de aprovechar estos días fríos y de recogimiento, desde El Taller de Lucía y Luxenter queremos proponerte crear algo muy especial con tus propias manos y de manera casera: una corona para adornar la puerta de tu hogar durante estas fechas.

Los materiales que necesitarás son los siguientes:

  • Cuerda
  • Percha metálica
  • Alicates
  • Ramo de flores o de ramas
  • Otros elementos: podemos añadir algún otro elemento a nuestro gusto, como puede ser alguna hoja, una pequeña rama, o incluso plumas. ¿Por qué no?

Para hacer la corona de flores puedes utilizar tanto flor fresca como seca. En este caso, hemos utilizado ramas secas de pino y de otras plantas, para ambientar el ramo hacia una época más invernal. Si quieres, puedes hacerlo con flor seca.

Una vez tengamos todo el material necesario para la corona, es hora de ponerse manos a la hora. Este proceso te resultará muy rápido y sencillo si sigues los pasos que te mencionamos a continuación: en cuestión de minutos tendrás tu trabajo terminado y listo para usarlo.

Lo primero y más importante es cortar el alambre. Nosotras, proponemos reutilizar una percha metálica que tengas en casa. El alambre debe de ajustarse bien a la medida donde vaya a colocarse, por lo que antes tendremos que probarlo en la puerta y asegurarnos de que están bien tomadas las medidas.

Vamos al paso a paso: 

  1. Lo primero que tienes que hacer es coger la percha metálicay la tienes que desmontar. Con ella tienes que crear un círculo. Una vez lo tengas hecho lo tienes que cubrir con la cuerda. Todo entero.
  2. Y aquí llega lo que más nos gusta. Es hora de empezar a decorar. Primero de todo coge las ramas y repártelas por la corona. Puedes llenarla toda entera o dejar solo una parte, en nuestro caso hemos cubierto la corona entera
  3. El turno de las flores y el resto de la decoración ya está aquí. Corta los distintos componentes (ramas, hojas, piñas,…) y deja unos 5 cm para que así las puedas colocar y atar bien. Pínchalas en la base y átalas con la cuerda. ¡Y voilà!
  4. Lo último que te queda por hacer es buscar el sitio perfecto para esta corona.